El término "Industria 4.0" fue presentado por primera vez en la Feria de Hannover en 2011 como "Industria 4.0" por un grupo de representantes de diferentes campos (tales como negocios, política y académicos) bajo una iniciativa para mejorar la competitividad alemana en la industria de fabricación. El gobierno federal alemán adoptó la idea en su Proyecto de estrategia de alta tecnología.

La Fábrica Inteligente representa un paso adelante de una automatización más tradicional a un sistema totalmente conectado y flexible. Fabricación Inteligente se ha definido como los sistemas de fabricación colaborativos totalmente integrados que responden en tiempo real para satisfacer las demandas y condiciones cambiantes en la fábrica, en la red de suministro y en las necesidades del cliente. Industria Inteligente es sinónimo de Industria 4.0 o Transformación Industrial en la cuarta revolución industrial, permitiendo resultados nunca antes vistos.

La Fábrica Inteligente es una solución de producción de una manera flexible y eficiente para satisfacer las necesidades del mercado actual, y logra la integración entre los diversos socios industriales y no industriales que crean organizaciones dinámicas, y muy a menudo virtuales. Este tipo de integración, que une los componentes físicos del sistema de producción y los componentes digitales, abstractos y virtuales en un solo sistema, se llama Sistemas Ciberfísicos.

En el entorno de fabricación, estos sistemas ciberfísicos comprenden máquinas inteligentes, sistemas de almacenamiento e instalaciones de producción capaces de intercambiar información de forma autónoma, desencadenar acciones y controlarse entre sí de forma independiente. En otras palabras, una Fábrica Inteligente optimizada permite que las operaciones se ejecuten con mínima intervención manual y alta confiabilidad. Los flujos de trabajo automatizados, la sincronización de activos, el seguimiento y la programación mejorados y el consumo de energía optimizado inherente a la fábrica inteligente pueden aumentar la eficiencia, el tiempo de actividad y la calidad, así como reducir los costos y el desperdicio.

En un sistema proactivo, los empleados y los sistemas pueden anticipar y actuar antes de que surjan problemas o desafíos, en lugar de simplemente reaccionar ante ellos después de que ocurran. Esta característica puede incluir la identificación de anomalías, reabastecimiento de inventario, identificación y abordaje predictivo de problemas de calidad y monitoreo de problemas de seguridad y mantenimiento.

 

La Industria 4.0 se basa en 9 pilares:

  1. Internet de las cosas (IoT)

  2. Big Data

  3. Computación en la nube

  4. Simulación avanzada

  5. Sistemas autónomos

  6. Integración universal

  7. Realidad aumentada

  8. Fabricación aditiva 

  9. Seguridad cibernética

 

La Industria 4.0 se refiere al área emocionante de la automatización dentro del proceso de fabricación que incluye IOT, robótica, sensores, computación en la nube, sistemas integrados y gestión de datos, señalando un escenario de ventajas y oportunidades, incluso para las pequeñas y medianas industrias. Con tal disponibilidad de tecnologías, corresponde a las empresas iniciar el proceso de migración, convirtiendo los desafíos en oportunidades mediante inversiones planificadas y estratégicas dentro de este nuevo modelo industrial.